Que Es - ¿Qué Es? - Inicio

Economía - Política - Noticias

Ciencia - Medicina - Tiempo

Tecnología - Cine - Música

trombofilia que es

trombofilia

Las trombofilias son trastornos en el sistema de coagulaciónón sanguínea. Se manifiestan como una alteración en el equilibrio entre la formación y la destrucción de coágulos, lo que nos predispone a desarrollar fenómenos trombóticos, como la formación de coágulos arteriales o venosos.

Las trombofilias (no hay una sola) son un grupo grande de enfermedades que tienen la capacidad de producir coágulos (trombos) espontáneos en la sangre ante una mínima agresión o factor predisponente. Se produce gracias a factores celulares -que están en las plaquetas- y factores plasmáticos - proteínas pro-coagulantes-. Se trata de una enfermedad poco conocida y se calcula que un 20% de la población tiene una trombofilia y no lo sabe. Tanto las várices como las trombofilias son patologías que influyen en la circulación de la sangre. Hay dos tipos de trombofilia: la adquirida y la hereditaria.

Las trombofilias afectan a varones y mujeres pero muchas veces se hacen notar en cuadros clínicos, como es el caso de las embarazadas que hacen abortos espontáneos por esta causa.

Pueden ser hereditarias o adquiridas. La trombofilia adquirida más frecuente y de mayor impacto en ginecología y obstetricia es el "Síndrome antifosfolipídico o SAF". Se trata de una enfermedad autoinmune, que se presenta principalmente en mujeres jóvenes.

Quienes padecen este síndrome producen en su sangre proteínas anormales denominadas anticuerpos antifosfolípidos. Esto genera que el flujo de sangre circule de manera inadecuada y pueda provocar la formación de coágulos peligrosos en venas y arterias, lo que genera dificultades en el desarrollo del feto y hasta abortos espontáneos.



Algunos datos a tener en cuenta:

* Los anticuerpos antifosfolípidos están presentes en un 15 a 20% de todos los casos de trombosis venosa profunda (coágulos sanguíneos).

* Es uno de los diagnósticos que deben tenerse en cuenta ante antecedentes de abortos espontáneos recurrentes y algunas complicaciones en embarazos previos como, por ejemplo, nacimientos prematuros, bajo peso al nacer, desprendimiento de placenta, insuficiencia placentaria, etc.

* Una vez diagnosticada la enfermedad, en la mayoría de los casos se puede prevenir la recurrencia de los síntomas con un tratamiento adecuado.

* El daño ocasionado por los coágulos varía según el lugar en el que se forman.

* Según la Sociedad Argentina de Hematología, no hay evidencias científicas serias hasta la fecha que justifiquen la utilidad del estudio de trombofilia en pacientes que presentan fallas de implantación.

¿Cómo afecta al embarazo?

En las mujeres embarazadas hay una tendencia natural hacia la formación del coágulo. Es un mecanismo propio del organismo como forma de protegerse y prepararse para detener las hemorragias que va a sufrir el cuerpo durante el nacimiento. Pero si no hay un freno a esta situación natural, los coágulos pueden obstruir los vasos sanguíneos y dificultar la adecuada oxigenación y nutrición del bebé, lo que puede ponerlo en riesgo.

Es importante destacar que la trombofilia es una de las causas menos frecuentes de pérdida de embarazo. En los últimos tiempos existe un sobrediagnóstico de esta enfermedad, basado en que muchas veces las pacientes son estudiadas en forma incompleta. Pueden presentar estudios con resultados positivos que, aislados y no refrendados, son insuficientes para el diagnóstico de certeza de esta patología. Además, hay que considerar que existen alrededor de 10 tipos distintos de trombofilia y no todos se relacionan con complicaciones durante el embarazo.

¿Cómo se diagnóstica?

Se trata de una enfermedad silenciosa, que se suele detectar luego de un episodio trombótico. El diagnóstico se efectúa con un análisis de sangre que no debe realizarse cercano a algunas situaciones como embarazo, post parto inmediato, tratamientos hormonales, etc. En estos casos es recomendable que se consulte con un hematólogo de confianza.

Los resultados anormales deberán confirmarse en una nueva muestra de sangre con un intervalo no menor a 12 semanas.


Los principales síntomas

La mayoría de las personas que tienen trombofilia no presentan síntomas. En algunos casos se genera un coágulo de sangre o trombosis donde no debería haberlos. Los más frecuentes son en las piernas y producen hinchazón, enrojecimiento y malestar. A esto se lo denomina “trombosis venosa profunda” y suele diagnosticarse mediante un ultrasonido u otras pruebas de diagnóstico por imágenes.

Es muy importante que las mujeres que tengan dudas consulten con su médico ginecólogo u obstetra según el caso, que es quién realizará la derivación correspondiente.


¿Cómo puedo saber si tengo trombofilia?

¿Cómo darme cuenta que tengo trombofilia? Es difícil, puesto que es una enfermedad silenciosa que no se detecta sino mediante un examen clínico (de laboratorio). Pero hay señales que pueden darnos una pista: edemas (acumulaciones, hinchazones) en las piernas de forma espontánea, una flebitis (inflamación de las venas por coágulos).

Cuando hay problemas de fertilidad o en los embarazos, este es otro de los síntomas. Cuando se presentan dos o más abortos menores a diez semanas, un aborto mayor a 10 semanas o antecedentes de resultados obstétricos adversos como muerte fetal intrauterina, casos de preclamsia y eclampsia o incluso restricción del crecimiento intrauterino, hay que realizar estudios para descartar trombofilia.


Fuente: Clarin.com

 

También puede interesarte lo siguiente:

Feriados - Que es la soberanía - datiles que es - que es la tradición - Que hora es en Miami




Que es - ¿Qué es?